10 may. 2016

Cuba está de moda. Sobre el desfile de Chanel en la Habana.



Cualquier evento internacional tiene normas de seguridad y protocolo. Dentro de esas normas está definido como objetivo central, a quién proteger y de qué o de quién, proteger. Lo que no es admisible es que esta protección haya estado tan desmedida y marcada contra el público. Público, nunca mejor dicho, dado el lugar donde se efectuó el desfile de Chanel, el Prado de La Habana. 
Como concepto y propuesta cultural es muy interesante a partir de que, en mi criterio, la población cubana a vestido siempre muy bien, a pesar de la escases perpetua económica y las limitaciones de comunicación y conexión a través de internet, publicaciones de revisitas y otros medios de promoción y tendencias de la moda.
Las mujeres y los hombres cubanos nos las hemos agenciado para llevar los trapos, al menos un trapo, a la moda. Esta peculiaridad viene de antaño, "lo que triunfaba en La Habana, triunfaba en el mundo", desde la música, el cine, hasta la moda. Las producciones americanas se estrenaban en Cuba y si funcionaban era entonces el crédito para el lanzamiento al mercado.
El desfile bien podía  haberse organizado de otra manera, sin haber aislado a través de las barreras policiales una parte del público. Podían haber estado sentado en gradas, a cada lado del paseo, tal como se montan o montaban para los carnavales, donde la visibilidad se alcanzara por igual con unos tres elevados, sin llegar a ser tribuna presidencial, sino como reservado público y vecinal para los que quisieran disfrutar del desfile, y no a 300 metros en las entre calles, separados como potros. 
Creo que la elegancia de Chanel exhibida esta vez, en un escaparate muy de moda - Cuba está de moda -ha quedado empañado, y sobretodo cuestionado por la opinión pública como otras tantas veces ha ocurrido en la isla. Se ha lastimado a los lastimados.
Me duele mucho ver ese separatismo tan marcado. Tal parece una barrera entre ricos y pobres, entre negros y blancos. Puedo incluso recibir la sensación de quienes a penas se distinguen en la fotografía por la distancia. Posiblemente no eran vecinos  de los portales del Prado, como se muestra en múltiples imágenes que hay en la red, sino de otros lugares que no tenían acceso a los balcones ni portales. 
No dudo que pueda haber intención de cambios, de apertura, de deshielo. Pero mientras continúen imágenes como estas, el cambio seguirá siendo para unos pocos. Y digo más. Muchas veces hay imposiciones y frenos, por la mediocridad de personajes intermedios-altos, generalmente políticos, que no tienen oficio y sí mucho beneficio, cuando organizan eventos, conciertos y/o espectáculos como este. Con gente así, tuve que navegar algunas veces mientras mi hígado se recocía. Navegar con un capitán con el norte perdido y sin sentido común, es naufragar en el intento, pero "donde hay capitán no manda marinero".

17 dic. 2015

LA PIEDRA DEL SOL

Un día como hoy, en 1790, fue hallada la piedra del sol.
Ayer, por increíble que parezca, encontré un colgante con la imagen del sol azteca. No sé ni cuanto tiempo lleva guardado. Incluso no sé cómo llegó a mí, si lo compré, si me lo regalaron, si me lo encontré. Lo cierto es que me inspiré en limpiarlo, ponerle un cordón y dejarlo preparado para colgármelo en algún momento. Aunque insisto no hay manera que recuerde su origen.
¡Que casualidad!, cosas de la vida no?
Tendrá esto que ver con alguna lectura?
Según mi experiencia, los símbolos siempre tienen un lenguaje a interpretar. Ayer sin conocer estos detalles, apareció sin buscarlo.
Un día después, hoy 17 de diciembre, y por si acaso...,  me lo cuelgo entonces.
http://www.astromia.com/fotohistoria/piedradelsol.htm







17 nov. 2015

LA HABANA ESTÁ DE CUMPLEAÑOS.

Mi Habana está de celebración, está de cumpleaños.
Aunque esté lejos de ella, el sentido de pertenencia me late fuertemente en la memoria de sus calles, su malecón, sus monumentos y edificios, su música y su estampa eternamente bohemia.
Sus gentes, que siempre alegres y desafiantes a la adversidad, camina sus calles con la misma cadencia de las olas del mar Caribe que baña su litoral. Así es mi Habana, la Habana de quienes la amamos.
Fue un 16 de noviembre de 1519, debajo de un árbol conocido por Ceiba que había casi frente al mar -hoy en "El Templete"-, que se  celebró la primera misa y el primer cabildo que declaró, fundada la villa como San Cristóbal de La Habana.






28 abr. 2013

DEL CONCIERTO DE PEDRO LUIS FERRER


Las palabras de Pedro Luis Ferrer repicaron entre canción y canción con anécdotas y décimas, que como de costumbre también provocan la risa, la ovación y el estremecimiento de nuestras comunes ideas, ese sentido de libertad que lo han hecho profeta de su tierra, nuestra isla.
Un recorrido de su obra por los años 70, 80 y 90 nos hicieron recordar a una “Mariposa que reposa en el Abuelo Paco 100 % cubano", que con temas nuevos intercalados en más de dos horas de concierto de sábado en Barcelona, supieron a muy poco.
En el reclamo de un primer bis mis gritos pelados, “Romance de una niña malaaaa” , y se impuso la complacencia para mis lágrimas.
Han pasado tantos años como trastes de su guitarra desde que trabajé con él en la Sala Atril del  Karl Marx,  y en este reencuentro quedé embriagada por la nostalgia,  por el amor y por los tantos buenos recuerdos de mi profesión. Aquellos tiempos, que como bien dice él, había que rendir cuenta cuando terminaba su concierto por lo qué dijo, qué cantó y cómo reaccionó el público, vaya estupidez con la que teníamos que lidiar. Era todo un reto poderlo disfrutar como público y en mi caso tenerlo como productora en aquel entonces, ya no sólo por el hecho de la selectividad profesional, sino por las trabas burocráticas y permisos diabólicos por los que había que pasar.
Chorro de voz, complejas composiciones, acordes inconfundibles, maestría de la guaracha y comunicación por excelencia, sin dudas son partes de su seña, de su singularidad, pero por encima de todo Pedro Luis Ferrer es un poeta. Es de esos artistas que me deja  petrificada en descargas y conversaciones privadas, a pesar de mi desparpajo, y hace que me sienta muy pequeñita cuando estoy frente a él.
Gracias Pedro, te esperamos en el otoño.

26 ene. 2012

UN PRONÓSTICO SIN EQUIVOCACIÓN. DAVID ÁLVAREZ LANZA PRÓXIMAMENTE SU NUEVO CD "CLANDESTINO"


Caminando por una de las calles de La Habana, habitual de nuestros días, aquel muchacho llamado David Álvarez, endeble, insignificante para unos y desconocido aún para tantos, me decía el texto del último tema musical que escribía por entonces:

algunos lloran si suena un buen trombón,
se abrazan si trompeta va a cantar
yo me transporto al sonar de mi bongó
que me acaricia el alma al replicar
cucucuplá, cucucuplá, cucucuplá.

Mi reacción fue detener el paso y decir la palabra precisa: ese es el tema que abrirá la puerta internacional de tu carrera musical. "Bongó", que así se llama la canción, fue reconocida con la interpretación de uno de los más grandes músicos cubanos residentes en Miami, Willy Chirino. No me había equivocado, mi pronóstico fue tan cierto como que hoy, al cabo de 20 años, David Álvarez es uno de los compositores e intérpretes más destacados de la música cubana.

Otro día, y al cabo de muchos años, escuché decirle a una dependienta de un pueblo en la Costa Brava de Cataluña, que le gustaba mucho un disco que habían hecho los músicos cubanos en homenaje a Joan Manuel Serrat, “Cuba le canta a Serrat”, y ahí estaba por supuesto, David Álvarez con un arreglo musical y una interpretación exquisita del emblemático “Desamor”, el que hizo sonar en yambú - rumba profunda más lenta - al finalizar el tema, quedando marcado con la misma huella del yambú cuando comienza la canción "Doña Inés".

David Álvarez y Juego de Manos ha significado mucho más que un eslabón de mi trayectoria profesional, más que una musa, desde el tiempo es, el amigo. Haber sido la inspiración para su Doña Inés, resume el amor, la amistad, la confianza y la lealtad para sabernos dispuestos el uno para el otro a pesar de la distancia. A través de su productora SandungAExpress Inc, David, junto a un grupo de artistas y creadores cedió los derechos de la canción Doña Inés, para ayudar a la investigación de una enfermedad aún desconocida en origen, la Fibromialgia y el SFC.

Doña Inés lo agradece y sigue soñando y hasta llorando, por qué no, es una manera de ser fiel a su verso: "no alcanzará la dicha sin llorar".

Próximamente vuelve a lanzar un nuevo CD "Clandestino" con la compañía Tumi Music, del que hago una recomendación muy especial porque dentro de este disco hay temas que ví escribir y que aún no había grabado.

http://www.tumimusic.com/Clandestino/tumi182/music/albums/
Aquí puedes escuchar fragmentos de c/u de los temas del nuevo CD "Clandestino"

http://sandungaexpress.com/musica.cubana.mp3-david.alvarez.htm
Aquí puedes escuchar "Doña Inés" y "Bongó", dos de los temas que hago referencia del CD "Rimasones"

Inés Bobadilla

18 mar. 2011

Un piropo cubano: la medida.


Cuando emigras a otro país, te acostumbras, te adaptas, te integras. Llegas a tener sentido de pertenencia con todo lo que te rodea, monumentos, calles, comida, lengua, leyes. Pero siempre llevas a cuesta recuerdos que no por pocos o pequeños, echas mucho de menos.

Se hace cotidiano el día a día, cada mañana te levantas, te aseas, te vistes, y desayunes o no, te miras al espejo, tratas de llevar contigo la mejor cara, la combinación de un vestido, de un collar o los zapatos de moda. Mientras sales y coges tu coche o el transporte público para trasladarte al trabajo, te pasan por la mente las preocupaciones, los retos, las angustias, emociones todas. En cierto modo se reflejan en tu manera de andar, mirar, decir o no decir en ese silencio humano que es interrumpido por los ruidos de una ciudad.

En mi Habana, es exactamente lo mismo, la diferencia es que en ese trayecto eres muy observada, de arriba abajo, de frente y espalda, de lado y costado, los exigentes y múltiples ojos masculinos, hacen de sus miradas y palabras el más perfecto perfil de tu imagen, hacen del piropo la medida exacta de tu día.

Los piropos colman la esperanza, la alegría, hacen mejor, ese otro buen día. Se agradecen las buenas palabras, las frases lindas, la poesía, y aún mostrando indiferencia por respeto y distancia con el admirador-piropeador, por dentro te regocijas y lanzas a la espalda por instantes todas las preocupaciones.

Miles de piropos se conocen, se coleccionan y se practican. Algunos de ellos me vienen a la mente:

¡Mamiiiiii!! Si caminas como cocinas, hasta la raspa me comería!!!

¡Bombomcitoooo!!!!, coge la acera de la sombra que te me vas a derretir…!

¡Mami ¡ tú con tanta curva y yo sin freno….!!

Pero uno muy singular marcó mi colección particular, fue el piropo de un viejecito de unos 90 años. Había salido a merendar y de regreso al teatro atravesaba un parque de manzana para acortar camino, llevaba una croqueta en la mano que me iba comiendo, y aquel viejecito cuando vio que me acercaba, se levantó de un banco y apoyado en el tambaleo de su bastón, me dijo:

¿Quién fuera esa croquetica??? Obligando a reir a todo el que escuchó, incluida yo, dije: ¡Abueloooooooo!!!!